Llevar un correcto registro horario, permite a las empresas conocer en todo momento la información acerca de la jornada laboral que realizan los empleados cada día. Aparte de obtener esa información, lograremos tener todo en regla si vamos a recibir una inspección de trabajo.

En qué consiste la ley de registro horario vigente

En 2019 entró en vigor la ley de control horario, por la que las empresas debían cambiar su sistema de fichaje de la jornada laboral de los trabajadores. Esta nueva normativa, consistía en que todas las empresas debían mantener un registro de las horas trabajadas al detalle, sin importar el tipo de jornada que hiciera cada miembro de la plantilla.

Ley de control horario

Esta información deberá estar recogida en un informe que será almacenado por la empresa durante al menos 4 años. Además, los empleados y los sindicatos tendrán derecho a acceder a ese documento cuando quieran.

Adicionalmente, el sindicato de la empresa podrá conocer la cantidad de horas extraordinarias que ha realizado cada trabajador a lo largo del mes. Por su parte, el empleado deberá estar informado en todo momento del reparto de su propia jornada laboral diaria.

Sanciones por incumplir el registro horario durante una inspección

Cada empresa, estará obligada a tener preparados todos los datos que impone la ley de control horario. En caso contrario, puede estar infringiendo la normativa de registro horario. Si el inspector de trabajo solicita los datos actualizados de la jornada laboral de cada empleado, la empresa estará obligada a facilitar dicha información. La negación a entregar dicho informe o entregarlo incompleto, supondrá sanciones administrativas.

Normativa de registro horario

Las sanciones podrán ir desde los 626 euros hasta los 3.126 euros, en función del grado de gravedad de la infracción. Algunas de las sanciones más comunes suelen ser no registrar las horas extraordinarias de los empleados o no marcar los descansos durante la jornada.

Una buena forma de evitar sanciones, es tenerlo todo registrado en una misma base de datos con acceso digital, como por ejemplo una app de control horario.

Abrir chat