En el día a día de una empresa o trabajo, son muchas las situaciones que tenemos que controlar. Hoy vamos a dar un repaso a todo lo que tiene que tener en cuenta una empresa o empresario, sobre la jornada laboral y sus reducciones, para que de esta manera no haya dudas a la hora de negociar estas mismas entre trabajador y empresa.

Reducción de jornada laboral en la empresa

Lo primero que la empresa tiene que tener muy en cuenta, es el marco jurídico de la jornada laboral , las distintas duraciones y tipos de esta de esta y sus permisos, fiestas y reducciones. Además hay que tener muy presente la nueva reforma del estatuto de trabajadores.

Debemos saber la duración, en horas, del contrato del trabajador en cuestión que quiere solicitar dicha rebaja en su horario o al que se le quiere reducir por parte de la empresa. Sabiendo siempre que la duración máxima de los contratos son 40 horas semanales valorado en el conjunto del año y su distribución de dichas horas puede ser de forma regular o irregular, algo que puede contabilizarse fácilmente con un software de control horario, como por ejemplo nuestra app Control LaboralSabiendo todo esto, el trabajador en concreto podrá disfrutar de fiestas y permisos, con derecho a remuneración, sin contarse como reducción de jornada laboral.

Reducción de jornada

 

Ahora bien, la empresa solo podrá realizar reducción de jornada laboral por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, o derivadas de fuerza mayor. Es decir, para aclararlo de forma más adecuada, la empresa en cuestión que quiera disminuir dichas horas de un contrato, según la última reforma laboral de reducción de jornada, tendrá que realizar una reducción de jornada laboral por crisis, siendo esta la única manera por la que tras una firma de contrato, la entidad puede realizar la comunicación de reducción de jornada a su empleado, (fuerza mayor).

Reducción de jornada laboral, óptica del trabajador

Por parte del empleado, solicitar reducción de jornada laboral, tras la mencionada reforma, es más sencillo que para una entidad, aunque claramente se necesitan motivos para la reducción de jornada laboral, concretos y demostrables.  Aquí, os mencionaremos algunos de estos motivos o requisitos por los que podréis llevar a cabo la petición y escritura del modelo de carta de solicitud de reducción de jornada laboral, para que sea posible la compatibilidad entre horas trabajadas y necesidades personales del empleado.

reducción de jornada voluntaria

Entre los motivos para esta reducción de jornada laboral voluntaria, alguno conlleva una rebaja proporcional del salario, y la disminución mencionada sólo podrá ser entre el 12,5% y el 50% de su jornada diaria nunca días enteros. Ahora os enumeramos las razones por las que se puede llevar a cabo el tema tratado:

  • Periodo de lactancia de un hijo. Las madres trabajadoras disponen de 16 semanas para cuidar a su niño recién nacido con su sueldo completo, de forma que tras este periodo si no lo ven suficiente, pueden pedir esta reducción de jornada laboral por maternidad que está enfocada a la lactancia.
  • Reducción de jornada laboral por cuidado de hijos, es decir, guarda legal, aunque solo en caso de un menor de 12 años, o de un discapacitado que no trabaje y necesite de cuidados. También puede darse dicha rebaja en el horario de trabajo por cuidado de un menor afectado por enfermedad grave o en tratamiento.
  • Nacimiento de hijos prematuros.
  • En el caso de reducción de jornada laboral por estudios, no existe como tal, sino que se pueden realizar contratos de formación, formalizados de acuerdo con la legalidad, para poder asistir tanto al trabajo como a tu formación, de la misma forma que sucede con estudiantes en prácticas acogidos por una entidad.

La reducción de jornada laboral queda matizada en los artículos del Estatuto de Trabajadores (ET), concretamente en el Art.34 y Art.37 de este texto publicado en el Boletín oficial del Estado (BOE).