Todas las entrevistas tienen como fin seleccionar, a través del departamento de recursos humanos, al mejor candidato para el puesto vacante. Aunque es cierto que hasta que el empleado no está desarrollando su actividad no se puede conocer al 100% si el proceso de selección ha sido un éxito, muchas veces se comenten errores por parte del entrevistador en la fase de selección que no nos permiten ver con claridad el talento de algunos candidatos.

En este artículo vamos a dar algunos consejos que pueden ayudar en un proceso de selección desde el punto de vista del entrevistador para que resulte una herramienta válida a la hora de encontrar al mejor candidato para nuestra empresa.

Fase previa

Es indispensable, antes de cualquier proceso de selección, saber qué estamos buscando. Para ello se deben detallar los objetivos y requisitos que la empresa busca en los candidatos, preparar las preguntas y saber en qué orden se abordará cada tema del que se necesita obtener información. Una definición incompleta en esta fase puede llevarnos a enfocar mal la entrevista y en consecuencia a no elegir el candidato más adecuado. Además debemos tener preparadas las respuestas a las posibles dudas que puedan surgirles a los candidatos sobre la cantidad de horas de la jornada laboral en el puesto ofertado, o las condiciones laborales tras la contratación.

En esta fase también debemos incluir el estudio de todos los candidatos que se vayan a enfrentar a la entrevista. Su currículum nos dará una primera impresión y podremos realizar pequeñas notas de los aspectos que queremos conocer en profundidad de cada uno de ellos.

Claves para afrontar una entrevista con éxito

  • Debemos mantener una buena actitud en todo momento. Tiene que ser colaborativa, facilitar la conversación y no ejercer mucha presión sobre el candidato. Tenemos que tener empatía.
  • No debemos ser críticos con los candidatos, esto debe realizarse en la fase de evaluación, pero no mientras se realiza la entrevista. Debemos tener objetividad y no dejarnos llevar por las actitudes del candidato.
  • Es posible que realicemos varias entrevistas en un mismo día. Tenemos que conservar la neutralidad y evitar que nos influya lo que hemos percibido en los anteriores candidatos, tanto bueno como malo.
  • Es muy importante saber escuchar activamente a la persona entrevistada, dejar que se explique. Podemos sacar información importante observando tanto la forma en la que se expresa verbalmente como el lenguaje no verbal.
  • Podemos tomar notas de cualquier dato que pueda ser relevante de cara a la decisión. Aquí pueden anotarse actitudes buenas o malas que hayamos podido ver en el candidato, así como observaciones que consideremos importantes. Algo que nos ayudará a que la entrevista fluya de manera adecuada es crear un ambiente agradable donde el entrevistado se sienta cómodo y le transmita confianza.
  • Todos los candidatos son distintos, por ello, aunque sigamos un esquema general, debemos adaptar la entrevista a cada perfil.
  • Toda la información recopilada de lo que hemos observado y de las notas de cada candidato harán posible una evaluación de cada uno de ellos que nos permitirá saber quién es el más apto para el puesto vacante.

Abrir chat