Este lunes 21 de septiembre, tras varios meses de negociación, se aprobó en el Consejo de Ministros el Real Decreto-Ley que regula el trabajo a distancia. Esta nueva ley pretende poner fin a toda la incertidumbre generada en torno al teletrabajo en España, que se ha visto impulsado en los últimos meses por la situación provocada por el COVID-19.

La ley de teletrabajo regula las condiciones necesarias que se deben cumplir para que un trabajador pueda desarrollar su actividad laboral desde casa, y al mismo tiempo, establece las pautas para que la jornada se considere teletrabajo.

¿Qué se considera teletrabajo?

Una de las principales claves de la nueva ley de teletrabajo, es la definición propia del concepto “teletrabajo”. Según la nueva ley, el teletrabajo será aquel trabajo que necesite el uso de sistemas informáticos y telemáticos para desarrollar su actividad.

El trabajo a distancia efectivo, para que se consideré teletrabajo, deberá cubrir del 30% de la jornada laboral, en un periodo de referencia de 3 meses, y se excluyen contratos en prácticas o de aprendizaje. Empresa y trabajadores podrán especificar dentro de acuerdos y convenios colectivos algunas de las condiciones.

¿Es obligatorio? ¿Se puede solicitar?

Es una opción totalmente voluntaria, y tanto la empresa como el empleado deberán llegar a un acuerdo reflejado por escrito. Las condiciones son reversibles, y se podrá volver al estado anterior si la empresa o trabajador lo solicitasen.

El trabajador puede solicitar el teletrabajo, pero NO puede reclamarlo ni obligar a la empresa, y tampoco la empresa podrá obligar a teletrabajar al empleado. En ningún caso negarse al teletrabajo será una causa justificada de despido, ni de disminución en ninguna de las condiciones de su contrato.

Fichar en tiempos de coronavirus es obligatorio, tanto para empresas que tengan empleados en teletrabajo, como para empresas que tengan empleados en movilidad constante, o en centros de trabajo.

¿Quién paga los gastos?

Será la empresa la encargada de cubrir y compensar los gastos generados por el trabajo a distancia. Estas condiciones de retribución o compensación deberán reflejarse en el acuerdo previo por escrito entre trabajador y empresa, y deberá incluir todos los gastos relacionados con la actividad telemática y gastos derivados directamente provocados por el teletrabajo.

La empresa deberá dotar de las herramientas, medios y equipo necesario para desarrollar de manera correcta la actividad a distancia. La empresa debe cubrir todos los gastos acordados con el trabajador para que desarrolle el teletrabajo.

¿Si el teletrabajo es provocado por el COVID-19?

Según el artículo 5 del Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, como consecuencia de medidas de contención sanitaria derivada al COVID-19, se aplicará la normativa laboral ordinaria.

En este caso, la obligación de la empresa será la de proveer al trabajador de todo el material necesario, así como ordenadores y equipos necesarios para desempeñar su jornada laboral, pero no tendrán la obligación de compensar los gastos.

Control horario teletrabajo

La nueva ley de teletrabajo no excluye a las empresas de llevar el registro horario, y tal y como establece la normativa laboral control horario, se deberán generar los informes con las horas de la jornada laboral de cada empleado.

El registro de jornadas en teletrabajo deberá incluir el momento de inicio y fin de jornada, así como todos los tramos y pausas generadas durante la jornada laboral. La empresa deberá tener disponibles los informes laborales de horas en cualquier momento ante una posible Inspección de Trabajo.

¿Cómo registrar la jornada en teletrabajo?

Control Laboral cuenta con múltiples soluciones de control horario a distancia, para que el trabajador cómodamente, desde casa, pueda registrar todas las horas sin ningún tipo de problema. Entre algunas de las soluciones de control horario en teletrabajo, control laboral cuenta con:

  • APP control horario: registrar la jornada laboral desde casa en segundos, cómoda y sencilla de utilizar, para todo tipo de usuarios.
  • Validación mail: el trabajador podrá registrar la jornada diaria directamente desde el correo electrónico, ¡tan fácil como suena!
  • Registro telefónico: El empelado podrá registrar los inicios, pausas y finales de jornada simplemente con una llamada.

Prueba gratis durante 15 días cualquiera de los sistemas de registro de horas en teletrabajo, y genera los informes laborales de horas necesarios ante una posible Inspección de Trabajo.

Abrir chat