En España se realizan 40 horas de trabajo a la semana, este tiempo de trabajo puede repartirse en un máximo de 8 horas diarias por semana. La ley dictamina que se debe descansar un día y medio por cada 7 días, por lo que los días para repartirte tu tiempo laboral serán de cinco días y medio.

A pesar de esto, existen muchos modelos de contratos de trabajo, donde se recogerán la cantidad de horas y días que trabajarás a la semana.

 

Tipos de jornada laboral

En función de las horas que hagas, existen 2 modelos básicos de contrato.

Jornada completa: Suele ser la más común, en ella se realizan 40 horas semanales repartidas de lunes a viernes. Cada trabajador dedicaría 8 horas diarias para desempeñar su trabajo diario.

Dentro de este grupo se puede hacer una subdivisión de dos grupos, en función de cómo este repartido las horas diarias.

  • Jornada partida: El trabajo se reparte en dos turnos con un descanso de por medio de una o dos horas para comer. No existe un modelo establecido de horario, ya que varía en función de lo que determine la empresa. Lo más común son los turnos de 4 y 4 horas, o los de 5 horas por la mañana y 3 por la tarde.
  • Turno continuo: Este tipo de jornada, suele ser característico de los trabajadores que realizan su actividad en el sector público. Su horario consiste en trabajar todo seguido sin realizar nada más que un breve descanso de por medio de 15-30 minutos de duración. Normalmente suele producirse en los turnos de mañana, aunque en lugares como fábricas u hospitales, se puede realizar también por la tarde o la noche.

 

Jornada continua

 

Media jornada laboral: Consta de la mitad de horas que la jornada completa, en total se trabajarían 20 horas a la semana. A la hora de repartirlas, se sigue el modelo de las 40 horas semanales. Es decir, debe repartirse en 5 días y medio,  con un máximo de 4 horas diarias.

En algunos casos se incluiría dentro de este grupo, cuando se trabaja de 20 a 30 horas semanales, en jornadas de cinco o seis horas diarias. De todas formas, el límite de trabajo de media jornada nunca debe sobrepasar las treintas horas laborales para que puedan ser incluidas en este modelo de jornada laboral.

Otros modelos de jornadas de trabajo

Trabajo por turnos: Tal y como comentábamos anteriormente, en hospitales y fábricas se establecen las jornadas de trabajo continuas. Esto se debe a que son lugares de trabajo, donde la actividad es ininterrumpida. Por esta razón se establecen los turnos de trabajo rotativos, en el que cada 8 horas se rotan los trabajadores dividiéndose en 3 turnos distintos: mañana, tarde y noche.

 

Turnos de trabajo rotativos

 

Jornada por horas: Debido a necesidades puntuales de la producción, se puede contratar a una persona para que trabaje un día específico durante unas determinadas horas. Este modelo de trabajo suele aplicarse, al sector de la hostelería o al de celebración de eventos.

Dentro de este grupo estarían aquellos trabajadores que son contratados para realizar su jornada laboral en fines de semana y festivos. Por lo que su horario semanal se concentra en 2 o 3 días como máximo a la semana.

Reducción jornada laboral: Este tipo de jornada de trabajo tiene unas características especiales, suele ser solicitado en casos muy puntuales. Normalmente suele ser solicitado por el trabajador a la empresa ante una situación personal o por un problema de riesgo para su propia salud.

 

¿Cómo puedo gestionar mi jornada laboral?

Aunque en el contrato viene estipulado la cantidad de horas que vas a trabajar, mucha gente opta por realizar horas extraordinarias con el objetivo de incrementar su salario.

 

Horas extraordinarias

 

Las horas extraordinarias, no vienen recogidas en el documento del contrato de trabajo. Por esa razón es conveniente contar con una plantilla de registro de jornada de trabajo, en la que se recoja cuantas horas extraordinarias realizamos al mes.

Tal y como recoge la ley, el trabajador puede realizar las horas extraordinarias que considere oportuno siempre y cuando no exceda de las 80 horas anuales.

Para llevar un mejor control de las horas extra, existen aplicaciones móviles que realizan informes detallados de cuánto ha trabajado cada empleado y los descansos que le corresponden. Un ejemplo de ello es la app de controllaboral, que ofrece a las empresas un análisis exhaustivo de cuando comienza y finaliza la jornada laboral de cada trabajador.

Abrir chat