Cada vez son más empresas las que apuestan por proporcionar un salario emocional a su plantilla que les permita ser más productivos. Una de las últimas tendencias, es la utilización de la bolsa de horas para dotar de libertad a los trabajadores.

¿Qué es la bolsa de horas?

Es una ventaja propia de las jornadas flexibles que están implantándose en algunas empresas desde la reforma laboral de 2012. Se trata de una forma de repartir las horas de forma irregular. Es decir, sin que esta sea necesariamente la misma todos los días o semanas. Todas las empresas pueden aplicar esta distribución irregular, independientemente de cual sea su sector.

De esta manera, se adapta a los momentos de mayor actividad dentro de una empresa. El trabajador cuenta con la posibilidad de distribuir las horas de la manera que más practica le sean. Una de las condiciones, es que sólo se podrá redistribuir un 10% de la jornada total.

¿Qué trabajadores pueden recurrir a ella?

Para poder aplicar la bolsa de horas en nuestro trabajo, debe estipularse en la empresa o en el convenio del trabajador. La empresa, debe estar al tanto de la redistribución del tiempo para asegurarse que se cumple con lo establecido. Sin embargo, el reparto de horas irregular no se podrá usar para que el trabajador exceda sus horas.

cómo gestionar trabajadores freelance

En el caso del funcionariado, se establece que podrán acumular en bolsa de horas, un 5% de su jornada anual. De esta manera, los funcionarios con un contrato de 37.5 horas, pueden acumular 11 días. Pero siempre y cuando sean destinados a cuidar a hijos, familiares mayores o discapacitados de primer grado de consanguinidad. Dentro de las excepciones, los trabajadores que cuenten con reducciones por guarda legal. Es decir, aquellos que tienen al cuidado de un menor de 12 años, de personas discapacitadas a cargo del trabajador, así como de familiares hasta el 2º grado de consanguinidad o afinidad.

Cómo registrar las bolsas de horas

Para poder disfrutar de la conciliación familiar y la jornada flexible, el trabajador debe conocer cuántas horas lleva trabajadas. Será necesario comparar el cómputo de horas trabajadas con las estipuladas en el contrato. De esta manera, podrá incrementar sus horas de trabajo, si así fuera necesario, para compensar las ausencias.

Trabajar con un sistema que nos permita calcular las horas trabajadas y pendientes, es lo más recomendable en estas situaciones. En Control Laboral, ponemos a vuestra disposición un software que cumple con la normativa de control laboral y permite realizar una gestión eficiente, tanto al departamento de RRHH como a los trabajadores.